Los usuarios del centro de Atades compraron primero los ingredientes con los que elaborar las recetas

Como cada año, el centro de día El Vergel realizó su taller de cocina. Tras comprar primero los ingredientes, los usuarios se pudieron manos a la obra para elaborar las recetas. Verduras, hojaldre, queso, atún y manzanas fueron algunos de los alimentos utilizados.

Con las consiguientes medidas de protección, cada uno de los participantes elaboró su receta. Pizza de mozzarella con atún y tomate, rollitos de calabacín y tomate, y rosas de manzana fueron algunas de las preparaciones que cocinaron con la ayuda de los profesionales del centro. Estos talleres son otra manera de reforzar las habilidades en la vida diaria de estos usuarios así como mejorar su autonomía.

Entre risas y con gran capacidad los usuarios disfrutaron de una jornada diferente entre fogones. No hay nada mejor que ver las imágenes para comprobar los excelentes resultados.

¡Bon appétit!