Las personas tuteladas de la Fundación Aragonesa Tutelar, Fundat, y el voluntariado viaja un verano más a Alhama de Aragón para disfrutar de los últimos días de vacaciones en el balneario termal de dicha localidad aragonesa. Una vez allí, agua, relax, deporte, salidas, tranquilidad y mucha diversión.