Este viernes 3 de agosto todos los residentes de la Ciudad Residencial Sonsoles  han disfrutado de una fiesta hawaiana llena de color, zumos tropicales  y batidos de sabores. En esta fiesta no han faltado los bailes, las risas y la energía.

Los participantes se han disfrazado y han elaborado su vaso decorándolo con los compañeros/as y para terminar hemos llenado esta fiesta de confetis, serpentinas  y globos.

¡Que siga este verano lleno de sorpresas, excursiones y fiestas!