Como cada año, días antes de que llegue Halloween, los usuarios de los distintos centros de ATADES realizaron distintas actividades sobre esta temática

En el Centro de Día El Vergel, los usuarios comenzaron con la decoración del centro y exteriores para el gran día… gatos negros en las ventanas, murciélagos y arañas colgaron por los rincones, tumbas… También ambientaron este día con un ciclo de películas de Halloween: La novia cadáver, El alucinante mundo de Norman, Bitelchus, Los mundos de Coraline o Pesadilla antes de Navidad. Este año a causa de la lluvia el cementerio vergeliano de Halloween no pudo montarse en el jardín. Pero aún con todo, la oscuridad, el terror y la diversión no faltaron ese día en la fiesta Halloween.

El CTL Los Tigres disfrutaron de este día por todo lo alto. El sábado prepararon disfraces, donde no faltó el maquillaje, hicieron un túnel del terror y, para finalizar un gran sábado, bailaron hasta que el cuerpo aguantó. El taller de Artes Plásticas también se introdujo en esta temática, haciendo unas maravillosas máscaras de calaveras mexicanas y unas momias muy originales.

En los colegios de educación especial de ATADES también el Halloween tuvo su espacio. En San Martín de Porres realizaron un taller de pinta caras del terror. Actividad de la que también disfrutaron los chicos y chicas de San Antonio. Además, en el Colegio San Antonio los alumnos y alumnas disfrutaron de otras actividades como picoteo monstruoso, cuenta cuentos de la “Bruja Piruja” y un baile de monstruos.

También el Centro Integra Aragón realizaron un túnel del terror, donde casi todos los usuarios se atrevieron a pasar, tanto de Centro de Día como de centro Ocupacional. Durante la semana los realizaron talleres de fantasmas y decoración de Halloween.

En la Ciudad Residencial Sonsoles también disfrutaron de un Halloween terrorífico y lleno de actividades, fiestas, talleres de cocina… Comenzaron el con el visionado de una película de terror para todo el centro en el Salón de actos. También disfrutaron de un taller de cocina en el que se lo pasaron de miedo. Además, se realizó una fiesta para todo el centro en la cual no faltaron aperitivos, pizzas, decoraciones llenas de encanto y música para disfrutar de una mañana especial. Y esto no fue todo… por la tarde se realizó el tradicional “truco o trato” por las ubicaciones del centro y un juego de pistas lleno de misterio. Finalizaron la fiesta con un pasaje del terror para todos los Sonsoleros que se atrevieron a participar.

Etiquetado con →