Los usuarios adquieren conocimientos sobre comunicación, arquitectura y salud en la Universidad San Jorge.

La jornada se incluye dentro del Programa Experimental para Jóvenes Desempleados (PEJ), proyecto dirigido a atender e insertar a personas desempleadas que tienen una discapacidad igual o superior al 33% o personas en riesgo de exclusión.

A lo largo de la jornada de hoy, diez usuarios de la Asociación Tutelar Aragonesa de Discapacidad Intelectual (ATADES) con discapacidad igual o superior al 33% o personas en riesgo de inclusión viven la experiencia piloto de “Un día en la Universidad San Jorge”.

Durante esta actividad, acuden a diferentes clases y se sumergen en el entorno universitario recibiendo lecciones de diferentes materias. La cita se desarrolla en la Universidad San Jorge, institución con la que ATADES tiene un acuerdo de colaboración para poner en marcha diferentes acciones educativas.

A primera hora de la mañana, el rector de la Universidad, Carlos Pérez Caseiras, ha recibido a diez alumnos de ATADES, quiénes participan en varios talleres. Primero han visitado el plató de televisión de la USJ; a continuación, se han trasladado a los laboratorios de Inycom para adquirir conocimientos sobre arquitectura y, por último, han recibido una clase práctica sobre salud. Por la tarde, ha sido el turno para el área de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, donde también tienen lugar actividades deportivas.

El objetivo de esta cita no es otro que “favorecer la inclusión y la interacción entre todas las personas, otorgar visibilidad y normalizar la inclusión de personas con discapacidad, aumentar la autoestima y vincular el aprendizaje de los contenidos universitarios a todos ellos”, asegura la coordinadora de los servicios de inserción sociolaboral de ATADES, Cristina Gonzalvo, quién junto a los técnicos de empleo David Marín y José Manuel Olivas, acompañan a los alumnos en su visita a la universidad.

La actividad de hoy también busca crear un sentimiento de equipo, de apoyo y cohesión grupal que sirva de ayuda en la búsqueda de empleo de estos jóvenes. Y se incluye dentro del Programa Experimental para Jóvenes Desempleados (PEJ), uno de los siete que tiene puesto en marcha ATADES y que gestiona desde su Centro de Colocación.

EL PEJ

El Programa Experimental para Jóvenes Desempleados (PEJ), en colaboración con el Instituto Aragonés de Empleo y el Fondo Social Europeo, se lleva a cabo desde la agencia de colocación de ATADES. A lo largo de 2019, participan 50 personas en Zaragoza, 10 en Jaca y 10 en Sabiñánigo y, todas ellas, son menores de 30 años con discapacidad igual o superior al 33% o en riego de exclusión, reconocidas por el trabajador social, que quieran trabajar en empresas ordinarias o retomar al sistema educativo.

La finalidad del programa es reforzar su empleabilidad, favorecer la adquisición o mejora de competencias profesionales y habilidades sociales para generar nuevas oportunidades laborales. Además, los alumnos reciben orientación laboral y/o orientación de formación reglada.

Actualmente el Programa Experimental para Jóvenes Desempleados (PEJ) de ATADES en la provincia de Zaragoza cuenta con cincuenta participantes ya inscritos, de los cuales nueve se encuentran trabajando en empresa ordinaria, uno en proceso de autoempleo y más de veinte cursando acciones formativas como el certificado de profesionalidad de monitor de tiempo libre y auxiliar de almacén, talleres de informática, de español para extranjeros y el carnet de conducir. Dicho programa se prolonga en el tiempo hasta el próximo mes de octubre.

Etiquetado con →