Los empleados del Centro Especial de Empleo Oliver y los de Teka, empresa dedicada a la fabricación y comercialización de electrodomésticos, compartirán durante los dos próximos años jornadas de convivencia, organizadas con el objetivo de conocer y dar a conocer qué trabajo se desarrolla en cada una de las respectivas instalaciones. Oliver y Teka mantienen un estrecha y larga colaboración, mediante la que el Centro Especial de Empleo de ATADES provee de puertas de hornos, realizadas mediante procesos altamente cualificados en su factoría de la Calle Ariza de Zaragoza, a la empresa Teka, que luego integra esas piezas en su producción y ensamblado de hornos.

El director del CEE Oliver, Roberto Fondevilla, y el responsable de Recursos Humanos de Teka, Pedro Payros, participaron recientemente en Oliver en una reunión con los trabajadores del centro donde se explicó este acuerdo de colaboración, mediante el cual los trabajadores de los respectivos centros visitarán de manera alterna cada uno de ellos, en grupos reducidos y guiados por ellos mismos. El objetivo es conocer cómo se trabaja e intercambiar conocimiento y realizar pequeñas jornadas de convivencia. La iniciativa fue muy bien recibida por el personal de Oliver, que visitará Teka y recibirá a los trabajadores de esa empresa durante los dos próximos años.

El Centro Especial de Empleo Oliver cuenta con un total de 196 trabajadores, 174 de los cuales, personas con discapacidad. En sus instalaciones se montan a diario 1.400 puertas de horno y 1.600 frontales. Cuenta con diferentes clientes en el ámbito industrial, entre los que se encuentra Teka.