Dieciocho voluntarios participan en la construcción de parte de los muros del parque infantil, en un refugio para insectos, aves y murciélagos, y en la puesta en marcha de un merendero

Las actividades comenzaron ayer domingo 7 de julio y finalizarán el próximo 21 de julio

Dieciocho voluntarios, con edades comprendidas entre 18 y 30 años, forman parte del campo de voluntariado juvenil ´Bioconstrucción en Ascara´, impulsado por ATADES en colaboración con el Gobierno de Aragón, el Instituto Aragonés de la Juventud y Acción Social de CaixaBank. Enmarcado en el proyecto Cielos de Ascara, tiene un claro interés social en el que cabe la agroecología, apicultura, avicultura e integración sociolaboral de personas con discapacidad.

Cielos de Ascara

Desde el pasado domingo 7 de julio y hasta el próximo 21 de julio, los jóvenes voluntarios de Cielos de Ascara realizan labores de construcción de parte de los muros del parque infantil de Ascara, además de la puesta en marcha de un método de refugio para insectos, aves y murciélagos y la puesta en marcha de un merendero para el disfrute de los vecinos en una zona de pequeñas pozas donde la gente del pueblo acude a refrescarse en verano. Para los trabajos se emplean métodos de bioconstrucción con materiales naturales y de recuperación.

Los 18 participantes realizan estas labores durante 5 horas al día, para el resto de la jornada se han organizado actividades complementarias tanto sociales como lúdicas.

PERFIL DE LOS VOLUNTARIOS 

Los voluntarios de Cielos de Ascara son jóvenes interesados en colaborar en proyectos relacionados con la recuperación de entornos naturales mediante la bioconstrucción y la realización de labores tanto de rehabilitación, como medio ambientales. Son personas interesadas en conocer mejor el medio rural y sensibilizados con el ámbito de la discapacidad, debido a la relación con el Proyecto agroecológico “Cielos de Ascara” de inserción sociolaboral de personas con discapacidad. Igualmente se desarrollarán actividades complementarias: sociales, cooperativas y lúdicas de forma activa y participativa.

OBJETIVOS

Los objetivos de este campo de trabajo son transmitir la vocación que desde ´Cielos de Ascara´ se tiene por el mundo rural, el medio ambiente, el patrimonio histórico-artístico y la bioconstrucción, así como sensibilizar a los voluntarios en cuanto al colectivo de las personas con cualquier tipo de discapacidad, consiguiendo su interrelación y dando a conocer el proyecto de Ascara, haciéndoles partícipes de las actividades que realizan en el día a día las personas con discapacidad en el centro especial de empleo.

Además, se busca implicar a los voluntarios en el proyecto, motivarles a sentirse como en casa, integrarles con los propios habitantes del pueblo, que disfruten con el trabajo que realizan y puedan conocer las costumbres de Ascara. Así como intercambiar costumbres culturales y gastronómicas.