Como es tradicional, desde la puesta en marcha del Centro y de forma interna, se celebra su particular ofrenda a la Virgen del Pilar

En el acto participaron los 269 residentes y los 249 trabajadores. La ofrenda fue muy especial y llena de esfuerzo tanto por parte de los empleados como de las personas que residen en Sonsoles. Para esta celebración se llevo a cabo un trabajo personalizado que se comenzó a realizar desde las vacaciones del verano.

La elaboración de unas maravillosas cestas y flores realizadas con papeles de colores, llenas de imaginación y alegría, fueron entregadas a una imagen de la Virgen del Pilar antigua con 30 años de historia.

Este año, fue más especial que nunca, ya que “fue entregada por una persona muy querida por algunos de nosotros que justamente el miércoles con 69 años se nos fue, sirva este escrito como recuerdo a ella”, indica en un escrito el director de Centro Agustín Garcés. “Siempre quiso desde el anonimato y la sombra estar ahí, trabajar por ATADES y las personas que vivían en este Centro. Y ese respeto a su anonimato, siempre me lo pidió yo lo quiero recordar con mi agradecimiento en un día tan especial”, ha añadido Garcés.

Durante la ofrenda, se disfrutó de una mañana soleada llena de luz, llenando de flores de colores y sonrisas el centro. Hubo bailes y vermut para celebrar las fiestas del Pilar.

Desde el centro agradecen a todos los que trabajan con su esfuerzo para preparar “un día tan maravilloso”.

 

 

Etiquetado con →