Durante este puente 56 socios del Club de Ocio y Tiempo Libre Los Tigres disfrutaron de una escapada fuera de Zaragoza

Divididos en dos grupos se organizaron para disfrutar de unos días en el Balneario de Alhama y en Teruel

 

Uno de los grupos, compuesto por 40 socios y socias del Club de Tiempo Libre Los Tigres, acompañados de 13 voluntarios y voluntarias se desplazó a Alhama para descansar y pasar unos días entre amigos. Estuvieron alojados en el Hotel Balneario Alhama, donde se encontraba el magnífico balneario que tan bien aprovecharon todos los días. Además de relajarse con las burbujas el vapor y los chorros de agua, también repusieron fuerzas. El tiempo les acompañó durante todo el puente para salir a dar paseos y conocer el entorno. Recorrieron el pueblo y visitaron el bonito lago cercano al hotel.

Por las tardes disponían de un salón para hacer distintos talleres: desde manualidades y juegos tradicionales, hasta un taller de cocina con brochetas de fruta y chocolate. También disponía de proyector para ver películas. La tarde del sábado vieron en directo el concierto de la banda de Alhama, que se trasladó hasta el hotel para deleitar con su música. Y como no podía ser de otra manera, para finalizar el día se hacían las veladas donde… ¡no faltaron la música, los disfraces, el baile y la diversión!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El otro grupo, conformado por 16 socios y socias del grupo “Organiza tus vacaciones” del Club de Tiempo Libre Los Tigres, acompañados de 7 voluntarios y voluntarias se han desplazado hasta Teruel en tren para disfrutar y aprender sobre dinosaurios, paleontología e historia realizando conjuntamente la planificación de las actividades a realizar en una reunión previa. El viernes cogieron el tren dirección Teruel donde comieron y después visitaron el casco histórico de la ciudad: la plaza del torico, el ayuntamiento, la catedral, la torre mudéjar de San Martín … ¡Todo estaba precioso con las luces de Navidad!

Además de los monumentos también conocieron uno de los bares de la zona donde tomar una bebida calentita para superar el frío y coger fuerzas para deshacer las maletas en el albergue. Después de cenar la noche termino con unas partidas a los dardos con un poquito de música. ¡Las risas no faltaron!

A la mañana siguiente tras un buen desayuno se hizo una ruta por los senderos que rodean la ciudad llegando a un mirador desde el que se podía ver toda la ciudad y coger fuerzas para la vuelta. Después de comer y una pequeña siesta se reunieron para decidir qué querían preparar para cocinar entre todos y hacer la lista de la compra, el menú fue pizzas el sábado y croquetas, salchichas y galletas el domingo. Todo lo realizaron en un taller de cocina en el propio albergue donde se alojaban.

El domingo viajaron al pasado para pasear entre dinosaurios, convirtiéndose en paleontólogos por un día en Dinópolis donde montaron en diferentes atracciones y visitaron el museo provincial. ¡Incluso montaron en barca! Después de cenar las riquísimas recetas que habían preparado y ver la película de Mamma Mía bailaron en el bar del albergue las canciones de moda y su tradicional Zumba buena ¡esa nunca puede faltar!

Para finalizar, antes de montarse de vuelta en el tren dieron un último paseo por la ciudad terminando con un vermut de cine con un cinefórum con la película de Campeones. Tras la comida tocó despedirse de la ciudad y los y las compañeras de viaje con muchas ganas de que llegue el próximo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En definitiva ha sido un puente fantástico en el que se han hecho un montón de cosas y se ha disfrutado de la maravillosa compañía que conforma el equipo tigretón!!

Etiquetado con →