Ayer por la mañana varios usuarios de la Ciudad Residencial Sonsoles y del Centro Ocupacional y Residencial Santo Ángel disfrutaron de una mañana única.  Gracias al equipo de Terminal Zero pudieron vivir la experiencia de vuelo en su túnel del viento y vivir algo que muchos habían soñado: volar.

Desde ATADES queremos dar un especial agradecimiento a sus instructores, Noe y Robby, y a toda la gente de esta organización por hacer esto posible. ¡Sois geniales!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Etiquetado con →