ATADES reinventa e impulsa toda su organización en tiempo récord, con el apoyo de la sociedad, para proteger y respaldar a los más vulnerables

Las personas están en el foco y el corazón de todas las actuaciones que ATADES lleva a cabo para respaldar a aquellas personas con discapacidad intelectual y conseguir una sociedad más justa e inclusiva. Con la inmersión global en la crisis sanitaria del Covid 19, ATADES ha revisado la organización y funcionamiento de las tres residencias, con el respaldo del Gobierno de Aragón y de amplios sectores de la sociedad y la implicación y compromiso de sus profesionales, para reforzar al máximo ese objetivo: proteger y apoyar a los más vulnerables y, juntos, conseguir el dictado del lema “Entre Todos, Haremos Todo”.

Con ese lema, convertido en el hashtag #EntreTodosHaremosTodo, ATADES refuerza durante la pandemia todos sus procesos y, sin perder de vista las actuaciones que la Asociación desarrolla en materia de innovación social, sostiene una amplia red de profesionales, voluntarios y donantes que también han reinventado sus métodos de trabajo y su visión de la inclusión para acudir a lo perentorio: que nadie se quede atrás en esta crisis.

Así, los centros asistenciales de ATADES, únicos abiertos mientras las autoridades sanitarias decreten lo contrario, siguen acogiendo a todos sus residentes mediante medidas de confinamiento estrictas, con todos los procedimientos adaptados a la situación sanitaria, pero sin perder de vista que estamos en el hogar de personas con discapacidad intelectual y que en su protección y atención requieren de todos los recursos. Allí, en primera línea, y de la mano de los usuarios, trabajan cuidadores, personal de enfermería, psicólogos, limpiadores y todos los profesionales de atención directa.

Mientras tanto, profesores, psicólogos, asistentes sociales y otros profesionales atienden en remoto las necesidades de otros usuarios que siguen el confinamiento en sus casas, así como sus familias. Y también se implican los usuarios, que, con sus vídeos, cartas, ilustraciones del Taller de Arte y otras iniciativas han conseguido llegar a los pacientes hospitalizados y aportar su así su gesto solidario.

Los profesionales de ATADES se ocupan de la pandemia con esos recursos: sanitarios, sociales, educativos, deportivos, psicológicos y humanos. También se ocupan de comunicar en tiempo real a los familiares de los usuarios confinados el día a día de sus seres queridos, así como la evolución del confinamiento dentro de los centros, y de mantener la máquina en funcionamiento para que todo esté a punto en este proceso reinventado para salvar la crisis. La implicación de estos profesionales y su compromiso con lo que importa, las personas, son absolutos, así como lo son el respaldo de la Dirección de ATADES y de su Junta de Gobierno, presidida por Jesús Soto. La comunicación entre ellos, y de éstos con los usuarios y sus familias, por todos los canales disponibles en la Asociación, es permanente y una prioridad. La digitalización prácticamente total de los procesos que no afectan al trato directo y personalizado con los usuarios de ATADES también ha sido una prioridad cumplida en este salto adelante para frenar la pandemia.

Pero en esta tarea y en el compromiso de salir todos de la crisis también se implican los voluntarios de ATADES. A los más 300 voluntarios habituales de la Asociación, se han sumado durante estas semanas más de 100 personas para reforzar y prestar ayuda en nuevos servicios y necesidades detectadas como es la fabricación de mascarillas y ayudas puntuales a usuarios y familiares como ayudar en la higiene, hacer la compra o tirar la basura.

La sociedad, los socios, las empresas y los donantes también están ahí. A lo largo de los cerca de 60 años de la vida de ATADES han mostrado su apoyo, y ahora, en medio de esta crisis sanitaria, vuelven a estar, los mismos y más. Los apoyos cada día aumentan y, desde que empezara la epidemia, ya son más de 20 empresas las que han realizado gestos para proteger a las personas de la entidad. De forma anónima y particular, cada día se reciben gestos que suman a cada una de las acciones.

¿Cómo trabaja ATADES frente a la Pandemia?

Siguiendo las recomendaciones y protocolos de Sanidad tanto del Gobierno de España como el de Aragón, así como de los servicios sociales aragoneses, ATADES ha adoptado una serie de medidas preventivas, sanitarias, asistenciales y de respaldo. Algunas de estas acciones se pusieron en marcha incluso antes de que se decretara el estado de alarma por el Covid-19, el pasado 15 de marzo. Una amenaza que semanas antes estaba patente y ante la que había que empezar a trabajar para prevenir y reducir los contagios y proteger a las personas con discapacidad intelectual, tan vulnerables a enfermedades y virus como el coronavirus.

Medidas preventivas

En materia preventiva, ATADES mantiene una permanente coordinación con salud pública para la implantación de los procedimientos de trabajo, así como para informar de la evolución de los casos de coronavirus. Para evitar contagios, ATADES ha prohibido las visitas de familiares a residencias, así como la salida de los usuarios a actividades externas (solo por causas extraordinarias y urgentes). En cuanto a los proveedores y personal externo se han establecido horarios de entrega y todos deben pasar por recepción del centro para su control. Además, ningún residente puede salir a sus domicilios y tampoco volver si sus familias han decidido que pasen el confinamiento en sus casas. Solo, como excepción, se permite la vuelta a la residencia con un certificado médico de haber dado negativo en las pruebas.

Otras de las medidas preventivas ha sido el cierre del Club de Ocio y Tiempo Libre Los Tigres y el Centro de Día El Vergel, el centro de atención temprana (ATEMTIA), los colegios de educación especial San Martín de Porres y San Antonio, los centros ocupacionales, las escuelas deportivas, la agencia de colocación y el centro de formación. Las personas con discapacidad intelectual de todos ellos permanecen en las residencias o en sus hogares.  Con todos sus usuarios se mantiene una comunicación directa y continuada, a través de diferentes servicios de respaldo.

Además, se ha realizado, por fuerza mayor, un ERTE en el CEE Oliver, y de una parte de la plantilla de Gardeniers, y con la que se protege a los trabajadores con discapacidad intelectual ante la vulnerabilidad al virus.

El personal de los centros que se ha cerrado y que no pueden realizar teletrabajo, ha quedado en situación de reserva percibiendo su salario para su incorporación a alguno de los centros de ATADES que permanece abierto en caso de necesidad.

En todos los centros se han colocado soluciones hidroalcohólicas y carteles informativos. Se está potenciando la comunicación de cada una de las acciones informándose directamente a través de los responsables de cada centro y/o por los canales de comunicación habituales de la Asociación (boletines internos y portal del empleado). De igual modo, se realizan charlas formativas e informativas a usuarios y trabajadores. Y en los casos en los que el puesto de trabajo lo permite y no es necesario su apoyo en los centros residenciales, se ha facilitado el teletrabajo.

Medidas sanitarias

En todas las residencias se han establecido zonas de aislamiento para los casos positivos o sintomáticos actuales o futuros; se ha colocado cartelería recordando las medidas higiénico-sanitarias para tener en cuenta, y se imparten microformaciones tanto a los trabajadores como a los usuarios sobre lavado de manos, distancias de seguridad, residuos, etc.

A petición de ATADES, se ha intensificado la limpieza y desinfección en los centros y en Sonsoles, la Unidad Militar de Emergencias (UME) realiza desinfecciones periódicas y ha habilitado unas duchas especiales para las entradas y salidas de los trabajadores.

También se toma la temperatura de todos los usuarios mínimo dos veces al día y ante el menor síntoma se aísla preventivamente hasta hacer la prueba y obtener el resultado. En los casos que son necesarios, la mutua realiza un seguimiento a los trabajadores que lo requieran. Como medidas sanitarias también se han reforzado los servicios de materiales de higiene, lencería y alimentación y, concretamente, las dietas de hidratación comprándose, por ejemplo, gelatinas y agua.

Medidas asistenciales

ATADES ha reforzado las acciones asistenciales de todos sus usuarios, tanto para los que se encuentran confinados en sus casas como para los que permanecen en las residencias. Desde hace semanas se ha reforzado la red de psicólogos y trabajadores sociales estando en continuo contacto con cada uno de los usuarios y familiares y poder detectar necesidades. Además, se realiza un trabajo individualizado de apoyo psicológico y emocional de cada usuario en residencias.

A los residentes (Ciudad Residencial Sonsoles, Centro Integra Aragón y Centro Residencial Santo Ángel), que no disponen de teléfono, se les facilita hacer llamadas telefónicas mediante el uso de móviles. Además, cada centro ha habilitado diferentes canales para estar en contacto con los familiares de las residencias e informar diariamente de las acciones, estado general y particular de sus familiares. A los que están en sus hogares, se les hace un seguimiento diario y, por medio de los técnicos de los centros, se remiten recomendaciones y propuestas de actividades para intentar mantener una rutina de trabajo.

Los colegios continúan con la actividad educativa a través de videollamadas, llamadas o telemáticamente. Los profesionales de los colegios de educación especial San Martín de Porres y San Antonio preparan material educativo que hacen llegar a cada una de las familias para que los alumnos puedan hacerlos en casa todos los días. Se realiza un seguimiento semanal desde el servicio de atención social de alumnos y familias. ATADES también ha puesto en marcha un servicio de asesoría psicológica para usuarios y familias, así como para trabajadores.

Medidas de respaldo

Para que toda la familia de ATADES se sienta respaldada en estos momentos, se han puesto en marcha diferentes acciones. Algunas de ellas son informativas, unas de forma presencial y otras a través de otras vías como son el portal del empleado. Además, la Asociación emplea otros canales de comunicación como los boletines internos, la página web y las redes sociales.

Con los usuarios que permanecen en las residencias, para sobrellevar mejor esta situación, se intenta mantener un cierto grado de rutina en los horarios y programas establecidos de antemano. También se han incrementado las actividades de ocio y de refuerzo de las medidas de prevención de contagios.

Para respaldar tanto a usuarios como a sus familias, se han reforzado las acciones de voluntariado y se han puesto en marcha otras como los apoyos puntuales para realizar la compra, ayuda en la higiene… y la confección de mascarillas. Un respaldo que, en tiempos de pandemia, también se está teniendo con entidades y empresas que de forma altruista están haciendo donaciones importantes a ATADES.