El centro pretende ser referente nacional en su sector en el curso escolar 2020-2021

Los trabajos de construcción se han retomado con la labor de todos los instaladores

Las obras del nuevo Colegio de Educación Especial San Martín de Porres de ATADES- Asociación Tutelar Aragonesa de Discapacidad Intelectual- se han reanudado tras el parón sufrido en el sector de la construcción como consecuencia del estado de alarma, y que obligó al sector a cesar su actividad del 30 de marzo al 12 de abril.

Tras este paréntesis de 15 días, el lunes se volvían a retomar los trabajos del nuevo centro que pretende convertirse en referente nacional en el sector de la discapacidad intelectual y que contará con las últimas tecnologías a nivel educativo y en los tratamientos terapéuticos que se presten a 150 alumnos, de entre 0 a 21 años. Además de los chicos y chicas que actualmente están en los dos colegios de Educación Especial de ATADES: San Martín de Porres y San Antonio, podrán beneficiarse nuevos alumnos con discapacidad intelectual que quieran estudiar y recibir servicios en este nuevo centro. ATADES dará cabida a quiénes lo demanden, y hasta completar el número de plazas ofertadas tanto en el centro educativo como en los servicios que se presten.

Las obras del nuevo centro han retomado esta semana en el punto que se dejaron antes del 30 de marzo, concretamente con la tabiquería y el echado de recrecidos del suelo. Esta labor está prácticamente finalizada en la planta calle y se va a iniciar en el resto del edificio. Además, se ha empezado con el alicatado y, prácticamente todos los instaladores que tienen que entrar a la obra ya están trabajando, desde fontaneros a electricistas y calefactores, entre otros. Asimismo, esta semana se inicia el cerramiento de lo que será el gimnasio y la fachada de placas en los frentes del futuro recreo. Se sigue con los trabajos de impermeabilización y aislamiento de las cubiertas y se está realizando las labores para poder retirar la grúa y los andamios, momento en que se podrá hacer la rampa del garaje y rellenar de tierra lo que será el patio. El objetivo es que las obras continúen su ritmo habitual para que el centro esté listo y abra sus puertas en el próximo curso escolar 2020-2021.

El Colegio de Educación Especial San Martín de Porres cuenta con una inversión de 7´5 millones de euros, que asume ATADES con la colaboración y donación de empresas y particulares que, año tras año, se suman a este proyecto, y del que se siguen necesitando apoyos tanto para su construcción como para el equipamiento y su puesta en marcha. Entre las acciones anuales que ATADES realiza para recaudar fondos #PorUnNuevoCole, destaca la Carrera ATADES que este año iba a celebrarse el pasado 15 de marzo y tuvo que ser aplazada por el Covid-19; el torneo de pádel que alcanzó en 2019 su séptima edición; y el de golf, que celebró el pasado mes de octubre su octavo año.

El nuevo colegio, y a pesar de este parón en su construcción, está previsto abra sus puertas el próximo curso. El colegio se comenzó a construir sobre su actual ubicación, en la calle Octavio de Toledo 2 en el barrio de Torrero, a mediados de agosto de 2019. Las primeras labores fueron las de destrucción del anterior edificio para posteriormente levantar el nuevo colegio. La empresa encargada de las obras es la constructora Mariano López Navarro (MLN).

CÓMO SERÁ EL NUEVO SAN MARTÍN DE PORRES

Con el nuevo edificio y su equipamiento se mejoran y potencian las instalaciones y los servicios, además se prevé que San Martín de Porres se convierta en referente nacional en educación especial con sus servicios adaptados a los distintos perfiles de alumnado con discapacidad intelectual. De los 1.598,65 m2 actuales de edificabilidad se pasarán a 5.449,35 m2.

La prioridad con el nuevo colegio es abarcar de forma óptima todos los servicios que actualmente demanda un centro de educación de referencia. Las nuevas instalaciones permitirán ofrecer educación desde los primeros años de vida hasta los 21. Se creará una residencia para alumnado con necesidades de alojamiento, accesos que atiendan a movilidad reducida, servicios de hidroterapia en piscina de nueva creación y equipamientos innovadores. San Martín de Porres permitirá que cada niño pueda evolucionar sin limitaciones y en la etapa de acercarse a su edad adulta lo haga seguro de sus habilidades e independencia. Cada familia podrá encontrar respuesta a sus necesidades.

EQUIPAMIENTO INNOVADOR

También se mejorarán los estándares de calidad de los proyectos educativos con un equipamiento innovador que responderá a terapias avanzadas que mejorarán la evolución diaria de los alumnos. Los accesos atenderán a las necesidades de movilidad reducida y funcionales de los usuarios y, además, se proyectan nuevos y mejores recursos terapéuticos con una piscina cubierta climatizada, amplia zona de psicomotricidad (gimnasio) y un aula multisensorial. De igual modo, se ofrecerá atención temprana desde los primeros meses a los 3 años, momento en el que los niños comienzan la escolarización obligatoria con la creación de aulas infantiles de 0 a 3 años para niños y niñas con discapacidad intelectual y pluridiscapacidad.

El nuevo colegio contará con salas de fisioterapeutas y logopedas diferenciadas para las diferentes etapas y necesidades; se crearán plazas residenciales para escolares, y se establecerá la atención necesaria y personalizada a cada persona según su necesidad a través de los apoyos adecuados.

El centro contará con las tecnologías necesarias para potenciar su aprendizaje y habilidades a través de nuevos recursos más accesibles.

#EntreTodosHaremosTodo

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Etiquetado con →