Las personas que prestan este servicio tienen un perfil educativo

Profesores y tutores preparan material educativo para que aprendan a través del juego

 

Ayudar a las familias con hijos con discapacidad intelectual hasta los 21 años, alumnos de los colegios de ATADES, es el objetivo del servicio de respiro familiar que se pone en marcha gracias a la labor de los voluntarios. Tras varias semanas de confinamiento, los profesionales de los colegios de educación especial San Martín de Porres y San Antonio y de ATADES han detectado nuevas necesidades, más allá de las educativas, entre las familias de los centros. Tras el contacto diario vía telefónica o telemática, los tutores y profesores y periódicamente los psicólogos, pedagogos y psicopedagogos de ATADES- Asociación Tutelar Aragonesa de Discapacidad Intelectual- han visto la necesidad de activar nuevas vías de ayuda.

Algunas familias dicen sentirse “desbordadas” por la situación, ya que hay casos en los que hay un alto grado de dependencia para realizar las tareas diarias y a la discapacidad intelectual se añaden otro tipo de patologías. En los centros educativos de ATADES se educa pero también se prestan otros servicios como son los terapéuticos, además de servir de respiro familiar. Ante la situación actual, ATADES ha detectado la necesidad de ofrecer apoyo, por lo que desde el servicio de voluntariado se pone en marcha esta ayuda adaptada a las peculiaridades de cada caso y a las necesidades de cada familia, según los informes y estudios que se realizan de cada situación que lo demanda.

Esta labor se puede realizar gracias a los voluntarios de ATADES y a los que, desde hace unas semanas, dieron respuesta al llamamiento que la Asociación realizó para la confección de mascarillas del algodón reutilizables. A esta solicitud, se sumaron más de 70 personas de perfiles muy diferentes y que se unían al voluntariado para cualquier necesidad y apoyo que pudiera surgir. Gracias a ellos, ATADES ha puesto en marcha diferentes servicios como la confección de mascarillas y ayudar a usuarios y a sus familias en tareas como puede ser hacer la compra, en la higiene personal o bajar la basura, entre otros.

Ahora se suma el servicio a las familias de los colegios de educación especial de ATADES. Cada caso es valorado por el equipo de profesionales de la Asociación y coordinado por el responsable del voluntariado de ATADES, Rodrigo González, quién se encarga de seleccionar el perfil del voluntario que más se adapta a la necesidad. En este caso, González asegura que “se cuenta con un nutrido número de personas voluntarias con un claro perfil educativo, lo que está permitiendo que además de servir de respiro familiar, se esté ayudando a través del juego en las tareas educativas” Para ello, el material educativo lo preparan los tutores y profesores de los alumnos a los que se presta el servicio.

La idea es dar respuesta a cada una de las necesidades de las familias sobre aspectos que, principalmente, tienen que ver con el respiro familiar. Cada caso es estudiado de forma individual.

Además del respiro familiar…

Con el estado de alarma, ATADES ha puesto en marcha varias acciones de voluntariado. Una de ellas, y gracias a ARPA Equipos Móviles de Campaña, es la elaboración de mascarillas de algodón reutilizables. Durante los primeros días, se confeccionaron en las instalaciones de la empresa aragonesa y, posteriormente, esta labor altruista se realiza en los hogares de los voluntarios que disponen de máquina de coser. Esto ha permitido que 20 personas cosan desde sus casas y de forma continua. Las mascarillas son entregadas a ARPA-Equipos Móviles de Campaña quiénes se encargan de distribuir a hospitales, residencias de mayores y residencias de personas con discapacidad intelectual. En total 47 personas se han sumado a esta acción, de las que 41 no eran anteriormente voluntarias de ATADES.

Otra de las acciones de voluntariado que se está desarrollando es la de cubrir necesidades en domicilios. Actualmente se da soporte a más de 10 hogares y se cuenta con 20 personas voluntarias, 17 de ellas nuevas incorporaciones.

ATADES cuenta además con voluntarios de perfiles muy diferentes, lo que permite poder dar respuesta a éstas y futuras demandas que puedan surgir. La Asociación se muestra muy agradecida de la solidaridad de las personas que ya formaban parte de ATADES y de las que, en estos días, se están sumando.