ATADES dedica todos sus recursos a la lucha contra la pandemia y recaba apoyos solidarios

El impacto humano se ha centrado en el Centro Residencial Sonsoles, con 6 fallecidos y 119 positivos entre los usuarios. Cinco positivos más en los últimos días en el resto de servicios

La Asociación prioriza la atención a personas residentes con discapacidad intelectual, con un gasto extraordinario de 500.000 euros para la protección de los usuarios y profesionales

Los recursos dispuestos abordan también atención domiciliaria, asistencia social, respaldo psicológico, voluntariado y seguimiento pedagógico de los más vulnerables

La protección y respaldo a personas con discapacidad intelectual confinadas y que habitan en los tres centros residenciales de la Asociación (Ciudad Residencial Sonsoles, Centro Integra Aragón y Centro Residencial Santo Ángel) es la prioridad que ATADES sostiene desde el inicio de la pandemia por Covid-19, y a cuya contención y prevención ha dedicado todos sus recursos humanos y materiales desde el inicio del Estado de Alarma, en marzo de 2020. La pandemia ha dejado un importante impacto humano en la Asociación, con seis personas fallecidas y 119 casos de positivos entre los usuarios del Sonsoles, en Alagón, único centro residencial de ATADES afectado directamente por Covid-19 que, junto con el resto, permanece aislado y observante de todas las medidas sanitarias precisas. Durante los últimos días se han registrado nuevos positivos en dos trabajadores con discapacidad intelectual de un centro Especial de Empleo, dos usuarios del servicio de Vida Autónoma (VAI), y otra del Club de Ocio y Tiempo Libre “Los Tigres”, y se mantiene la dinámica de test preventivos.

La protección de los profesionales que asisten a este sector vulnerable y la atención a personas con discapacidad intelectual y sus familias en sus domicilios centra, asimismo, la labor de ATADES en este periodo. Durante el mismo, el gasto extraordinario realizado en equipos de protección, adecuación de instalaciones y sistemas de protección y contrataciones de personal especializado de refuerzo ha sido superior al medio millón de euros.

La magnitud de esta intervención se ha visto respaldada por todos los recursos humanos y materiales disponibles, y ha contado con el apoyo de empresas, organizaciones, instituciones y particulares que, con sus donaciones materiales, con casi 100.000 euros y en especie, con una cuantía de 73.000 euros, han coadyuvado decisivamente a sacar adelante el proyecto solidario de lucha contra la pandemia desde ATADES.

ATADES-Asociación Tutelar Aragonesa de Discapacidad Intelectual, ha presentado hoy el informe realizado por la entidad donde se recoge la magnitud del impacto que la pandemia ha tenido, hasta este momento, y se detalla el importante operativo que la organización impulsa desde la primera semana de marzo de 2020, mediante sucesivos planes de contingencia, con el objetivo único de proteger a uno de los sectores más vulnerables de la sociedad. Además de detallar afecciones de la pandemia, medidas adoptadas, inversiones, donaciones y retos solidarios alcanzados, el documento destaca el hecho de que la pandemia ha reforzado las buenas prácticas y los valores que ATADES defiende y practica para el respaldo a la discapacidad intelectual, centrados en las personas, la inclusión, la solidaridad, y la innovación social, pero también en la transparencia y la gestión responsable. El informe completo se puede consultar AQUÍ en su versión digital.

Impacto humano

El gerente de ATADES, Félix Arrizabalaga, ha expresado en nombre de la entidad el especial recuerdo, afecto y solidaridad con las seis personas con discapacidad intelectual, usuarios de la entidad y residentes en el Centro Residencial Sonsoles que fallecieron durante las fases más críticas de la pandemia con consecuencia de la misma, así como con sus familias y compañeros residentes. La Covid-19 ha afectado a 129 usuarios, positivos por Covid-19 en el Centro Residencial Sonsoles, de los 337 que durante los meses del estado de alarma estuvieron confinados en los tres centros residenciales de la entidad. Todos ellos permanecieron aislados en unidades diferencias y especialmente habilitadas, y 18 de los mismos, exclusivamente del Centro Residencial Sonsoles, fueron hospitalizados por Covid-19. El informe, detalla todas las medidas y planes de contingencia aplicados, en coordinación constante con las autoridades e instituciones sanitarias.

Según se detalla en el documento, ATADES ha afrontado la crisis sanitaria global con todos los medios y recursos a su alcance y otros muchos extraordinarios para acometer el principal reto que se planteó desde el momento en que la pandemia Covid-19 fue evidente: proteger y atender a los más vulnerables, personas con discapacidad intelectual, a sus familias y a los profesionales que trabajan con ellas. “Si la pandemia ha afectado a toda la sociedad, las personas con discapacidad intelectual y sus familias han padecido las consecuencias muy especialmente, y el objetivo era prevenir y paliar esa situación”, así como “evitar a toda costa que las consecuencias de la pandemia supongan una regresión en el objetivo de ATADES, que no es otro que transformar la sociedad para hacerla más justa e inclusiva”, ha destacado Félix Arrizabalaga.

El impacto humano y emocional ha sido importante, ya que el virus, como es sabido, se cebó especialmente en personas vulnerables, y ATADES tuvo que lamentar el fallecimiento de seis de sus usuarios, residentes de la Ciudad Residencial Sonsoles, el único centro donde la pandemia mostró su cara más agresiva, y donde también se gestionaron casos positivos en Covid entre usuarios y trabajadores, aislados en confinamiento o en domicilios. Los planes de contingencia y las medidas preventivas y de aislamiento especialmente adaptadas en todos los centros de la organización dieron su resultado, en el plano positivo, para proteger a las personas residentes en las tres residencias de ATADES. También para proteger al personal de ATADES y Logística Social que las han atendido durante estos meses, y apoyar a personas con discapacidad intelectual y a sus familias que han vivido la pandemia desde desde sus domicilios.

Impacto económico

El impacto económico, muy importante y de una magnitud extraordinaria, será asumido por ATADES, con la implicación de toda la organización y sus recursos, con la mira puesta en reforzar sus estructuras, procesos y planes de contingencia y prevenir posibles situaciones futuras. La estructura de ATADES está preparada para afrontar el futuro, reforzada, renovada en sus procesos y más adaptada que nunca a las necesidades de la nueva sociedad conectada.

Para ello, de manera extraordinaria, y siempre de acuerdo con las instrucciones y normativa articuladas desde las autoridades sanitarias, el impacto económico del Covid-19 en ATADES supone un gasto extraordinario superior a los 500.000 € procedentes de sus propios recursos, económicos y humanos, además de 85.000 € en adecuación de instalaciones. A ello se sumarán las minoraciones en ingresos tanto en ATADES como en sus centros especiales de empleo, con más de 280.000 €, resultantes de la paralización de servicios como Espacio Atemtia y la disminución o congelación de ventas de los centros especiales de empleo Gardeniers u Oliver, dedicados respectivamente a la agricultura y la transformación agroecológicas y a la fabricación industrial de componentes para electrodomésticos.

Del mismo modo, durante la pandemia se han realizado 77 nuevas contrataciones en ATADES, con un presupuesto de 220.614 €. Con ellas se han reforzado todos los servicios y se han suplido las bajas laborales registradas. Estos datos forman parte de un conjunto más amplio y significativo que pone de manifiesto la magnitud del esfuerzo realizado, y quedarán todos ellos reflejados en este informe.

Este extraordinario esfuerzo ha sido posible gracias a la implicación de profesionales, familias, socios y donantes, no sin dificultades, en un contexto convulso para toda la sociedad. También al apoyo de administraciones públicas. Pero también ha sido posible gracias a los valores que defiende la Asociación e integran las personas que forman parte de ella, valores que la pandemia ha reforzado, y que se refieren a la solidaridad, la transparencia, el trabajo en equipo, el compromiso con el aprendizaje, el voluntariado, la eficiencia y el compromiso social e institucional, por encima de todo.

Donaciones y Voluntariado

Instituciones, fundaciones, socios y donantes, grandes y pequeñas empresas, entidades y corporaciones y personas particulares, han participado también de este esfuerzo, de manera solidaria y sin pedir nada a cambio, con la entrega de equipos y medios de protección para usuarios y profesionales, otras especies y aportaciones económicas, además de las cantidades procedentes de retos solidarios realizados en colaboración con fundaciones, instituciones y entidades financieras. En total, se han recibido donaciones en especie por 73.000 €, además de 100.000 € en donaciones en metálico, que incluyen los retos solidarios en favor de ATADES.

En este sentido, ATADES ha expresado un especial agradecimiento a entidades, instituciones, donantes, socios, voluntarios, empresas y particulares que han respaldado las acciones llevadas a cabo y han reforzado su compromiso como aliados en la labor inclusiva que, desde 1962, promueve la entidad, y que, en este 2020, “se ha puesto a prueba para avanzar como organización capaz de gestionar el cambio ante situaciones críticas, innovadora en sus procesos, responsable a la hora de asignar recursos y proveerse de los mismos, y centrada en su finalidad fundamental: las personas”.

El informe realizado por ATADES en relación al impacto del Covid-19 refleja de manera ordenada y sintética todas las actuaciones llevadas a cabo en la Asociación durante este periodo comprendido entre marzo y junio de 2020, y destaca el hecho de que la situación extraordinaria vivida con la pandemia ha puesto en evidencia la importancia de la planificación, la prevención y el trabajo coordinado e intenso tanto en el ámbito interno de la organización como en coordinación con todos sus aliados externos, así como las buenas prácticas que ATADES incorpora a su devenir futuro.

Del mismo modo, la crisis sanitaria ha potenciado los valores sobre los cuales se asienta toda la actuación de ATADES y sus personas, conscientes de la especial vulnerabilidad ante la pandemia de nuestros usuarios, personas con discapacidad intelectual o en riesgo de exclusión. En el trabajo para afrontar la pandemia se ha tenido en cuenta el principal objetivo estratégico de ATADES: las personas.

Las personas usuarias de las residencias se han colocado en primer término y como prioridad absoluta, desde el punto de vista de su protección frente a los efectos físicos, pero también psicológicos del coronavirus. Junto a estas, las personas con discapacidad intelectual alumnas o usuarias de los colegios y centros cuyo cierre temporal se adoptó por decisión administrativa y que permanecieron confinados en sus domicilios durante más de tres meses.

En segundo lugar, la atención se mantiene dirigida hacia las familias que forman parte de base social de ATADES, con actuaciones directas orientadas a respaldar la situación, nueva, imprevista e inquietante en la mayoría de los casos, a la que se han visto obligadas a adaptarse. A ello han dirigido una buena parte de los esfuerzos realizados desde la organización. En tercer lugar, aunque no menos importante, los profesionales que en todos los centros, servicios, centros especiales de empleo y áreas de la organización se han adaptado al nuevo entorno organizativo y laboral en ATADES.

Cabe destacar el papel que las alianzas con personas y entidades de distinto tipo han jugado en el desarrollo de la actuación de ATADES en todas las fases de la pandemia: administraciones Públicas, desde la coordinación y colaboración para aplicar las medidas sanitarias necesarias; entidades aliadas, en la colaboración mediante retos comunes, información y recursos; empresas y donantes particulares, socios, miembros del Consejo Asesor y colaboradores.

Los voluntarios por otra parte tuvieron un importante papel en todas las fases de la pandemia en ATADES, como la inicial, donde se hizo imprescindible la confección de mascarillas en un proyecto realizado en colaboración con la empresa ARPA-EMC, sobre el que la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Zaragoza realizó un informe sobre el SROI obtenido, valorado en un 392% por el equipo de esa institución académica.

Para acometer el reto ante el que nos ha situado el Covid-19, ATADES ha tenido que adaptar sus estructuras, atender las bajas y acometer importantes y extraordinarios gastos e inversiones en contratación de personal cualificado y adquisición de medios y recursos materiales preventivos y de contención, así como la adecuación de instalaciones. Todo ha sido respaldado por equipos, dirección y Junta de Gobierno, unidos en el objetivo común e inequívoco hacia la protección de nuestros usuarios y trabajadores.

Buenas prácticas y conclusiones para el futuro

El escenario futuro que ATADES plantea, de acuerdo con la experiencia desarrollada, se centra en la incorporación de buenas prácticas a los procesos de la organización, la descripción, evaluación y puesta a disposición de planes de contingencia de cara el otoño e invierno de 2020, la certificación en protocolos de seguridad socio sanitarias y la coordinación institucional e implementación de acciones marcadas por el Gobierno de Aragón en los ámbitos social y sanitario.

Entre las buenas prácticas desarrolladas, que se incorporan al escenario futuro de la organización ATADES señala el refuerzo de la cultura organizativa, incidiendo en la misión, visión y valores de ATADES; el refuerzo y consolidación de las dinámicas de trabajo en equipo entre colectivos de distintas categorías profesionales de ATADES y Logística Social; el refuerzo de los sistemas de coordinación de procesos dentro de centros y entre centros, programas y proyectos; la mayor capacidad de reacción temporal ante cambios de entorno y modificaciones normativas; el refuerzo de la Comunicación interna y de las alianzas con grupos de interés externos; la incorporación de Teletrabajo y los sistemas fichaje a través de aplicación móvil, la adopción de herramientas y procesos digitales y refuerzo de los ya existentes, con un incremento de todos los procedimientos tendentes a consolidar la plena Transición digital de la organización, y la formación y mejora continuadas.

Destacan entre ellas la estandarización de todos los protocolos anti Covid-19 para la obtención de la Certificación AENOR frente a Covid-19 como centros seguros de ATADES.

En cuanto a los planes de contingencia, ATADES prevé la realización de éstos en todos los centros residenciales: Sonsoles, Santo Ángel, Integra Aragón. Incluyen análisis de instalaciones y servicios y medidas y protocolos de prevención y seguridad, previsión de zonas de aislamiento temporales o permanentes. Presupuestos de inversión en medios y adaptación de instalaciones; y planes de contingencia del centro Espacio ATEMTIA, Colegio de Educación Especial ATADES-San Martín de Porres, Centro de Día El Vergel, pisos de vida autónoma, agencia de colocación y centro de formación, y Club de Ocio y Tiempo Libre los Tigres. Incluyen análisis de instalaciones y servicios y medidas y protocolos de seguridad y prevención.

El informe enumera un decálogo de conclusiones, que hacen referencia a la prioridad de ATADES, centrada en la salud, el bienestar y el progreso inclusivo de las personas con discapacidad intelectual; las personas, con usuarios, familias, socios, voluntarios y profesionales; el impacto humano de la pandemia en las personas con discapacidad intelectual, las familias y los profesionales; el esfuerzo material y las magnitudes del impacto económico; las alianzas y la colaboración altruista de instituciones, entidades, empresas y particulares; las buenas prácticas incorporadas al futuro de la organización; el valor de la comunicación, la sensibilización y la transparencia; la incorporación de los objetivos frente a Covid-19 en los objetivos del Plan Estratégico de ATADES; el impulso a la transformación digital y a la innovación social; y el refuerzo de acciones tendentes a impedir un retroceso en los avances alcanzados hacia la inclusión de las personas con discapacidad intelectual, así como la aceptación social de la diversidad y las diferentes capacidades.

CONSULTA AQUÍ EL INFORME

Etiquetado con →