Los beneficios de la venta del vino se destinan a proyectos sociales del Centro Especial de Empleo Gardeniers de ATADES 

La pintora aragonesa cede los derechos de reproducción de la obraque ilustra la etiqueta de la botella  

“Nuevos caminos”, cuadro de la etiqueta, representa el derecho de todos a tener oportunidades de avanzar

vino de la amistad

Félix Arrizabalaga, gerente de ATADES, y Jesús Soto, presidente de ATADES, con el Vino de la Amistad 2020

Esta mañana, ATADES, junto a la artista aragonesa Eva Armisén y ENATE han presentado la IX Edición del Vino de la Amistad, cuyos beneficios se destinan a proyectos sociales del Centro Especial de Empleo Gardeniers. Desde hace nueve años, el Vino de la Amistad cuenta con la colaboración de la artista aragonesa Eva Armisén, quién cede los derechos de reproducción de la obra que ilustra la etiqueta de la botella. Este año, la obra elegida se titula “Nuevos caminos”. Autora desde su primera edición, ha destacado “el poder colaborar con ATADES y ENATE, y con el Vino de la Amistad, lo que me parece un regalo y una de las citas anuales que espero siempre con ilusión”. En este sentido, ha añadido que “ojalá se vendan todas las botellas de esta novena edición y ojalá sepamos transmitir con esta iniciativa el deseo de continuar abriendo caminos de oportunidades a las personas que tanto lo necesitan. Respeto a la etiqueta, Eva Armisén ha explicado que la obra Nuevos caminos” elegida para la etiqueta de este año intenta representar el derecho de todos a tener oportunidades de avanzar y encontrar nuestro lugar. 

El presidente de ATADES, Jesús Soto, ha agradecido a Bodegas ENATE y Eva Armisén, en un o marcado por la pandemia, “el poder realizar esta acción conjunta para un fin solidario” aunque, en la presente edición, por precaución, en el mes de septiembre, no hayamos podido realizar el acto simbólico de la vendimia en el que usuarios de la entidad viajaban a los campos de ENATE, en Salas Bajas, para conocer la bodega y vivir la experiencia de vendimiar”. No por ello, ha destacado, “este vino es menos importante, al revés, este Vino de la Amistad, en un año tan atípico, tiene que seguir contando y sumando apoyos con la solidaridad de todas las personas que, con el gesto de su compra, van a contribuir a proyectos de ATADES que dan respuesta a las necesidades de nuestros usuarios y sus familias, más de 3.000 al año”.  

Para el gerente de ATADES, Félix Arrizabalagaacciones como el del Vino de la Amistad “contribuyen a promover e impulsar proyectos de inclusión, de alto impacto social como es el Centro Especial de Empleo Gardeniers”. Para ATADES, es importante “contar con la colaboración de empresas como ENATE y artistas como Eva Armisén, quiénes se suman a acciones que, como entidad, se ponen en marcha con un único objetivo: mejorar la calidad de vida de las personas por las que ATADES lleva trabajando más de 56 años: personas con discapacidad intelectual y en riesgo de exclusión”, ha explicado. ATADES, con el Vino de la Amistad, “quiere seguir contribuyendo a su proyecto social Gardeniers en el que trabajan 60 personas, de las cuales 47 con diversidad funcional”, ha concluido. 

Ana Gállego, directora de Marketing, Comunicación y Enoturismo ha indicado que “consumir este vino solidario es contribuir al desarrollo y a la integración de las personas con discapacidad intelectual, permitiéndoles alcanzar sus sueños y consiguiendo así una sociedad más justa y solidaria. Cada botella de este Vino de la Amistad es un apoyo que hoy, más que nunca, ha demostrado ser imprescindible”. 

El Vino de la Amistad de 2020 es un tempranillo con un pequeño porcentaje de merlot y cabernet sauvignon. Puede adquirirse en las oficinas centrales de la Asociación, calle Octavio de Toledo, 2, y en el Espacio Garden, en calle Clara Campoamor, 25. El precio es de 5 euros la botella, 15 euros el pack de 3 botellas y 28 euros la caja de 6 botellas. Además, se pueden adquirir botellas magnum a 10 euros la unidad y la caja magnum de 6, a 55 euros.       

Características del vino 

El Vino de la Amistad es rico en matices, con presencia de frutas rojas (moras, cerezas) junto a notas de caramelo de fresa y regaliz. Taninos sabrosos fundidos con una fresca acidez que le proporcionan una textura suave y redonda. Final cremoso y láctico. Se trata de un vino expresivo, versátil y de amplio juego gastronómico. Lleno de juventud refrescante. 

Por su carácter juvenil, es preferible servir el vino ligeramente fresco, en torno a los 14 ºC. Es el compañero ideal de pinchos y tapas, como unas croquetas de bacalao, tacos de morcilla o una ración de arroz negro, sin renunciar a dar brío a pescados en escabeche o platos de pasta. 

Vinculación de Eva Armisén con ATADES 

En su conversación con medios, Eva Armisén ha recordado que su relación con ATADES empezó hace muchos años. Mi madre, profesora de educación especial, nos hablaba de ATADES con frecuencia y siempre ha sido parte de nuestra familia. Hemos seguido sus proyectos y hemos intentado colaborar cuando ha sido posible. Me parece extraordinario que la atención a las personas con discapacidades intelectuales sea en todas las etapas vitales y que sea integra, desde la atención psicológica hasta la inserción laboral pasando por el acompañamiento y el apoyo a todos los niveles. En este sentido, ha señalado que además “ENATE significa mucho para . Cuando estaba acabando Bellas Artes me concedieron la Primera Beca Enate de apoyo a la creación y me ayudaron a creer en ese momento de incerteza que podría conseguir dedicarme al arte. De esto hace ya muchos años y he tenido la suerte de mantener una estrecha relación tanto profesional como personal que siempre es estimulante y me hace muy feliz. 

Además, la próxima semana, el jueves 19 de noviembre, Eva inaugura la exposición “Latir” en la Galería A de arte donde mostrará sus últimos trabajos. Se podrán ver óleos, obra sobre papel y obra gráfica. Eva Armisén, no había expuesto en Zaragoza desde el 2016. Es un momento en el que siento la vida latir de una forma más intensa. Creo que las durísimas circunstancias que vivimos me hacen sentir más viva y consciente que nunca. De alguna manera la vida no te deja en paz y te cuestiona que quieres, qué necesitas, qué cambiarías”, concluye.