Durante todo el mes de abril, los talleres ocupacionales y la residencia Santo Ángel han estado trabajando para realizar una falla y celebrar, tal y como se hace en Valencia, la fiesta del fuego y la pólvora.

El pasado 3 de abril todo este trabajo culminó con una fiesta llena de color, alegría, reivindicación y mucha diversión.

No faltó la tradicional paella valenciana, “La Cremà” y el indulto de la falla más votada que fue la realizada por los usuarios de la residencia.

A la fiesta acudieron algunos familiares que disfrutaron junto a nosotros de la tarde. También vino el cuerpo de Bomberos de Zaragoza que colaboró para que el fuego estuviese bajo control.

Para acabar la tarde, un grupo musical se encargó de animar el fin de fiesta.

 

 

Etiquetado con →