Por segundo año consecutivo usuarios y alumnos de Atades de diferentes edades disfrutaron de tres días de convivencia y deportes de invierno en una edición con record de participación durante la Semana Blanca

La temporada pasada 2017-18 fue la primera vez que la semana blanca escolar se abría a la participación de usuarios residentes mayores de edad. Una combinación arriesgada que finalmente resulto gratamente positiva.

Esta temporada 2018-19 tras el éxito cosechado en la anterior edición, registramos un lleno absoluto en la actividad, colgando el cartel de “completo” muchos días antes de cerrar el periodo de inscripción.

Hasta 35 alumnos y usuarios de Colegio San Martín de Porres, San Antonio, Centro ocupacional Santo Ángel, Centro Integra Aragón y Ciudad Residencial Sonsoles participaron en esta edición donde los de deportes de invierno, senderismo con raquetas de nieve, esquí de fondo y las actividades complementarias, construcción de iglús, trineos, etc. se sumaron a las actividades de ocio y tiempo libre organizadas por la empresa Ojos Pirenaicos montañismo interpretativo; visita a la cueva de la Güixas, taller de planetas y planisferios, veladas nocturnas, cuenta historias y leyendas, juegos, etc;

Sin duda, una experiencia inolvidable para muchos ya que además de experimentar nuevos deportes al aire libre, la semana blanca trabaja aspectos lúdico deportivos y sociodeducativos, para que los participantes puedan de manera progresiva incorporar nuevos hábitos y habilidades que contribuyan a la adquisición de su propia autonomía y conocimiento. En definitiva, una oportunidad para relacionarse, hacer nuevas amistades y conocerse a uno mismo a través del deporte y siempre en contacto con la naturaleza.

Todo esto no sería posible sin la colaboración de nuestros monitores y educadores que año tras años hacen sencillo lo difícil y posible lo más complicado para convertir la Semana Blanca de Atades en una experiencia insuperable.

Etiquetado con →