VAI forma y acompaña a personas con discapacidad intelectual en todo el proceso que concluye con la independencia total

El objetivo es que convivan de forma autónoma

       VAI aniversarioLa Asociación Tutelar Aragonesa de Discapacidad Intelectual (ATADES) ha celebrado el Día Internacional de la Discapacidad dando a conocer el caso de éxito del Programa de Vida Autónoma e Inclusión (VAI) que alcanza su quinto aniversario.

Hoy, Iván San Claudio de 38 años ha abierto las puertas de su vivienda para mostrarnos cómo es su día a día y contarnos su experiencia de vida autónoma desde el pasado 14 de febrero de 2019, fecha en la que comenzó una nueva vida en un piso de alquiler. Previamente a independizarse, Iván recibió la formación básica de VAI (limpieza y conservación de la vivienda, cuidado personal e imagen, intendencia de la vivienda, alimentación, seguridad, cuidado de la salud y medicación y ocio y gestión del tiempo libre) y monográficos de “Cero Accidentes”, “Planifica tus vacaciones” y “Ponte guapo”.

Iván vivía en su pueblo con su madre y al fallecer ésta se trasladó a Zaragoza con sus hermanos, los cuales se hicieron cargo de él. Tuvo su primera entrevista en el Centro Integra de ATADES para entrar en el centro ocupacional y, desde allí, fue derivado a los pisos de VAI. Se trabajó con él la transición al piso hasta que entró a formar parte del programa.

En este día tan especial para la discapacidad, el presidente de ATADES, Jesús Soto, ha valorado “el éxito de la implantación de este programa que, desde hace cinco años, se sumaba a la oferta de servicios que tenemos en ATADES” A lo que ha destacado que con VAI “personas con discapacidad intelectual y en riesgo de exclusión han visto cumplido su sueño de vivir de forma autónoma. Desde ATADES, “seguimos trabajando para que el servicio de VAI siga creciendo y cada vez, más personas, puedan acogerse al programa para conseguir el objetivo de poder vivir de forma autónoma”.

Hasta ahora, “VAI ha sido un conjunto de apoyos, de personas coordinadas, de profesionalidad, ilusión, confianza, empatía, ensayo y error, superación, cariño”, asegura su responsable Tamara Clos. Además, añade que las acciones que se llevan a cabo están “encaminadas a lograr la mayor autonomía posible de las personas que han participado durante este lustro, en este sueño, en esta realidad”. En este sentido, indica que en VAI “la formación, orientación, constancia, trabajo en equipo, seguimiento, observación, compañía, pauta, escucha y diálogo son claves para que este proyecto cumpla muchos años más y aporte calidad de vida y bienestar personal a toda persona que necesite de nuestros servicios profesionales y humanos, a todo aquel que necesite vivir su vida de manera plena y autónoma”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Paso a paso

Las personas que acuden a VAI para vivir de forma autónoma empiezan el proceso con un programa formativo adaptado a las necesidades de cada una de ellas, todas son mayores de 18 años y con discapacidad intelectual. El objetivo es alcanzar la autonomía plena. El programa pretende dar respuesta a una necesidad detectada tras la realización del estudio “Presente y futuro de los servicios dirigidos a personas con discapacidad intelectual”, publicado por ATADES y la Universidad de Zaragoza en noviembre de 2013.

El programa proporciona asistencia, servicios, formación y apoyos necesarios para permitir que personas con discapacidad intelectual puedan disfrutar de vivienda, medidas de convivencia y formas de vida iguales que el resto de la población. Los participantes cuentan con un itinerario personalizado, con apoyo profesional y trabajo sociofamiliar en el que ellos mismos y sus familiares son partícipes del diseño, ejecución y evaluación de toda la intervención.

Tras la formación que reciben, se estudia cada caso para su posterior ayuda en la búsqueda de piso y acompañamiento con el fin de conseguir su total autonomía que, bien puede ser en un piso concertado del Gobierno de Aragón y gestionado por ATADES o en un piso particular, de un familiar o de alquiler.
Los programas y acciones se organizan en torno a los procesos de desarrollo personal, de la vida en el hogar, de la convivencia y de la integración comunitaria, teniendo como base la planificación y tutorización individualizada.

Once personas consiguen su objetivo

Desde la puesta en marcha de VAI, 11 personas viven en pisos del programa y 9 en el SAPAP (Servicio de Atención y Promoción de la Autonomía Personal). Se cuenta con 6 pisos en VAI, 2 usuarios en cada piso (actualmente en un piso solo reside una persona). Los dos últimos pisos se han abierto durante este año 2019.

En 2018 se tuvo a 43 usuarios en formación y en 2019, a 49. Durante estos años los usuarios pertenecientes al proyecto ya sea a través de formación, SAPAP y los pisos de VAI han ido aumentando considerablemente al crecer también los recursos (por ejemplo, el servicio de SAPAP comenzó en 2017 y los cursos de formación han ido actualizándose e incrementándose conforme se han ido estudiando y analizando las necesidades de los usuarios)

Sus inicios en 2014 con la contratación de personal especializado para implementar el servicio fueron el impulso necesario para que el proyecto plasmado en papel tomara cuerpo y se hiciera realidad.

Etiquetado con →