La revista científica internacional Sustainability publica la investigación realizada por ATADES y la Fundación La Caridad sobre el trastorno neurodegenerativo en personas mayores

ATADES impulsa programas de envejecimiento activo y apoyo a la jubilación para personas con discapacidad intelectual

La Revista científica internacional Sustainability ha publicado los resultados de la investigación realizada por ATADES- Asociación Tutelar Aragonesa de Discapacidad Intelectual y la Fundación La Caridad,  cuyas conclusiones revelan que las personas con discapacidad intelectual tienen deterioro cognitivo más alto respecto a las personas sin DI, y presentan necesidades de apoyo en el área de salud que no están siendo cubiertas en muchos casos. Sustainability publica este informe y sus resultados más notorios, en un trabajo que rubrican profesionales e investigadores de los centros Santo Ángel y Sonsoles de ATADES, la Universidad de Zaragoza, la Academia General Militar y el Instituto de Investigación de la Salud de Aragón: https://www.mdpi.com/2071-1050/13/19/10515

Foto de archivo: ATADES

La revista Sustainability, dedicada a la sostenibilidad ambiental, cultural, económica y social, da proyección internacional a ese informe, un estudio descriptivo comparativo de 247 personas mayores (146 sin discapacidad y 101 con discapacidad intelectual (DI)) cuya población la constituyen personas mayores que se atiende en dos entidades de Zaragoza (Fundación La Caridad y ATADES).

El trabajo revela que las personas con discapacidad intelectual tienen deterioro cognitivo más alto respecto a las personas sin DI, y presentan necesidades de apoyo en el área de salud que no están siendo cubiertas.

En el estudio han participado los profesionales Olga Tena (terapeuta ocupacional de ATADES), Marta Sánchez (terapeuta ocupacional de ATADES), Alba Gómez (Profesora Ayudante Doctor, Ciencias de la Actividad Física y del Deporte), Carlos Salavera (Profesor de la Universidad de Zaragoza, área de psicología y sociología), Pablo Usán (Profesor de la Universidad de Zaragoza, área de psicología y sociología) y Estela Calatayud (Terapeuta Ocupacional de la Fundación La Caridad).

Mayor deterioro cognitivo

Respecto al deterioro cognitivo, las personas con discapacidad intelectual tienen 5 veces más posibilidades de padecer un trastorno neurodegenerativo, por lo que, recoge la publicación, “podríamos señalar al Síndrome de Down como un factor claramente de riesgo en la aparición de envejecimiento precoz de las personas con discapacidad intelectual”.

Dentro de las personas con discapacidad intelectual, el estudio arroja que aquellas que tienen Síndrome de Down, tienen 25 veces más riesgo de padecer deterioro cognitivo que las personas que no tienen Síndrome de Down.

Actualmente no se dispone de ningún rasgo biológico que sea definitivo para realizar el diagnóstico de Enfermedad de Alzheimer en Síndrome de Down pero se ha evidenciado que una valoración periódica de la evolución cognitiva, funcional, emocional, social y física de las personas con Síndrome de Down permite detectar el deterioro en diferentes áreas que llevan al envejecimiento prematuro.

Necesidades

Según las conclusiones de este estudio, es necesario el empleo de herramientas diagnósticas y valoraciones adaptadas que tengan en cuenta los apoyos necesarios para las dificultades de comunicación, tanto de expresión como de comprensión, que provocan que el paciente con discapacidad intelectual, en muchos casos, no pueda transmitir las causas de su malestar, no pueda aportar datos sobre su historial médico y no sea capaz de entender las opciones de tratamiento que tiene a su disposición.

Diagnóstico, coordinación y especialización

Desde el ámbito profesional de ATADES donde se ha realizado el estudio se plantea, a la luz de los datos que arroja que “para disminuir el infra diagnóstico de patologías, permitiendo una intervención precoz y un tratamiento adecuado y, por tanto, una mejora de su calidad de vida, debemos establecer una correcta coordinación socio sanitaria entre atención primaria y las entidades que atendemos a personas con discapacidad intelectual”. En ATADES, “Trabajamos y desarrollamos programas formativos especializados para los profesionales de salud que intervienen con personas con discapacidad intelectual”.

En este sentido, “la intervención terapéutica debe orientarse a potenciar una mayor participación de las personas con discapacidad intelectual en actividades sanitarias preventivas y de promoción de salud tanto en instituciones como en la comunidad”.

Respecto a nivel de funcionalidad, en lo referente a las habilidades de la vida diaria básicas (baño, aseo, vestido, alimentación, etc.), las personas con discapacidad intelectual presentan un nivel de autonomía similar a las personas sin discapacidad.

En las habilidades instrumentales de la vida diaria (uso del teléfono, manejo económico, movilidad por la ciudad, etc.) las personas sin discapacidad presentan mayor independencia, clínicamente, no indica una menor capacidad real en discapacidad intelectual, sino menores oportunidades de desarrollarlas.  La intervención terapéutica y familiar en discapacidad intelectual debe orientarse a potenciar la autonomía en la comunidad.

A nivel físico (equilibrio y marcha), las personas sin discapacidad presentan mayor independencia, sin embargo, en pacientes con discapacidad intelectual existen, en algunos casos, patologías congénitas que precisan una mejora en el acceso y prestación de servicios adecuados en el ámbito de la salud para aumentar su autonomía e independencia.

Proyecto de envejecimiento activo en ATADES

 ATADES puso en marcha en 2015 su proyecto de Envejecimiento activo para personas con discapacidad intelectual, en el que se atiende a todos los usuarios mayores de 60 años (y Síndrome de Down mayores de 45) que se encuentran en los centros de la entidad.

Se cuenta con dos unidades de atención al envejecimiento. Una de ella, ubicada en su Ciudad Residencial Sonsoles (Alagón) y la otra, en su Centro Residencial Santo Ángel. En ambas unidades se trabaja con el modelo de intervención centrado en la persona y de calidad de vida. Se cuenta con un protocolo de evaluación periódica en diferentes áreas (cognitivo, funcional, físico, emocional, patologías, ocupación e intereses) a través de los que se define el sistema de apoyos individualizado y los programas de activación, prevención y promoción de la salud que se llevan a cabo.

Programa de apoyo a la jubilación

Desde la Asociación se pone en marcha un programa de apoyo a la jubilación para usuarios que finalizan su etapa laboral en los Centros Especial de Empleo de ATADES (Oliver, Gardeniers y Logística Social) a través de formación y el diseño de un sistema de apoyos que contempla itinerarios de adaptación flexibles hacia la actividad en los centros ocupacionales de la entidad. Se refuerzan aquellas áreas afectadas en la persona y especialmente las relacionadas con la pérdida del rol de trabajador.

Además, se realiza asesoramiento y formación a familias sobre el proceso de envejecimiento de las personas con discapacidad intelectual, se orienta e informa sobre los recursos y servicios que tiene la entidad para cubrir sus necesidades presentes y futuras en esta etapa del ciclo vital.

Dentro del proyecto también se cuenta con un programa de voluntariado en el que usuarios de las unidades de envejecimiento y acompañamiento a la jubilación realizan actividades de voluntariado en diferentes ámbitos: Comedor Social del Carmen, Banco de Alimentos, protectora de animales y residencias de mayores.

Otra de las acciones llevadas a cabo es la de sensibilización y convivencia que se realiza con colegios y centros de mayores para acercar la realidad de las personas con discapacidad intelectual, sus características y necesidades a otros contextos.

Fundamental es la formación a profesionales, diseñándose programas de formación específicos en discapacidad intelectual y envejecimiento para profesionales de la entidad. De igual modo se establecen colaboraciones con entidades del ámbito de la geriatría para desarrollar actuaciones y actividades de interés común. De estas colaboraciones, surge el proyecto “Pájaros de Papel” que se lleva a cabo con la Residencia Elías Martínez Santiago y la Residencia de Mayores de Alagón y el proyecto de investigación que llevamos a cabo juntamente con la Fundación La Caridad desde 2018 y cuyos resultados se ofrecen en esta nota de prensa.