Dirigido a niños con múltiples patologías con alteración de la marcha y enfermedades neuromusculares

Emplea la robótica orientada a la rehabilitación

Toda la información sobre el exoesqueleto pediátrico aquí 

ATADES pone en marcha un nuevo servicio: el Exoesqueleto Pediátrico ATLAS 2030 que emplea la robótica orientada a la rehabilitación. Se trata del primero del mundo de estas características.

Esta mañana, la Asociación ha presentado este nuevo robot con el que se prestará servicio a los niños con necesidades especiales de cualquier punto de España y cuyas familias que quieran beneficiarse de sus resultados. ATADES apuesta por la innovación para transformar la vida de las personas.

El Exoesqueleto está diseñado para la rehabilitación de múltiples patologías con alteración de la marcha. También para algunas enfermedades neuromusculares que causan debilidad global progresiva. El uso del Exoesqueleto facilita la ampliación y mantenimiento del rango articular; la mejora de la fuerza muscular; la potenciación del mantenimiento, a través del uso prolongado, de la escoliosis y mejora de la función respiratoria; la reducción de contracturas musculares y regulación del tono muscular; la prevención o retraso de complicaciones musculoesqueléticas propias de las enfermedades neuromusculares; y la mejora de la capacidad de realizar actividades de la vida diaria. Además de mejorar la autoestima y el bienestar de los niños y sus familias.

ATADES, a través de su Espacio Atemtia (centro de atención temprana y postemprana en Zaragoza para la atención integral de bebés, niños y jóvenes de 0 a 16 años), ofrecerá sesiones individualizadas que serán Coordinadas y ofrecidas por un grupo de fisioterapeutas formado específicamente para la terapia con Exoesqueleto. Los tratamientos además se combinarán con diferentes técnicas de fisioterapia individualizando los tiempos, así como el tratamiento y sus objetivos.

El acto de presentación del Exoesqueleto pediátrico ha contado con el apoyo de entidades, asociaciones e instituciones. En él han participado especialistas de centros médicos y colectivos profesionales relativos y del Instituto de Investigación Sanitaria Aragón.

En el evento han intervenido la consejera de Ciudadanía y Derechos sociales, María Victoria Broto, y el consejero de Acción social y Familia del Ayuntamiento de Zaragoza, Ángel Lorén, junto con la consejera delegada y fundadora de Marsi-Bionics, Elena García Armada; el vicepresidente de la Junta de Gobierno de ATADES, Antonio Rodríguez Cosme; el presidente de Henneo, Fernando de Yarza, y el doctor Santiago Gascón. Además, han intervenido el gerente de ATADES, Félix Arrizabalaga, y la responsable del Espacio Atemtia y coordinadora del servicio del Exoesqueleto, Alicia Panzano. El acto también ha contado con el respaldo de la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés.

Cómo será el nuevo servicio

En el primer contacto de las familias con el centro se facilitará a la familia un cuestionario para conocer la historia clínica del niño. En la primera cita se recopilará toda la información básica, y se valorarán los criterios específicos de inclusión para el uso del exoesqueleto. Si los criterios de inclusión se cumplen, se realizará una segunda sesión donde los fisioterapeutas valorarán clínicamente al niño y pautarán, junto a la familia, los objetivos de tratamiento y la frecuencia. A partir de aquí se inicia el tratamiento individualizado, realizando valoración y seguimiento del usuario, así como feedback con la familia en cada sesión. Además, se mantiene coordinación con profesionales externos relacionados con el niño.

Los tratamientos se combinarán con las diferentes técnicas de fisioterapia individualizadas a cada niño, así como la periodicidad de las sesiones que se decidirán junto a la familia.

Cómo funciona el Exoesqueleto Pediátrico ATLAS 2030

El Exoesqueleto sustenta al niño desde el tronco hasta los pies. No requiere control torácico y se le puede añadir un sistema de sujeción de cabeza. Está compuesto por 8 articulaciones activas que aportan movilidad total en todas las direcciones. Las dimensiones del dispositivo son fácilmente ajustables al crecimiento del niño. Va acompañado de un marco auxiliar que se puede acoplar al exoesqueleto, lo que garantiza la seguridad del paciente y aporta al niño la sensación de caminar por sí mismo. Además, facilita al terapeuta la posibilidad de interactuar con el paciente cara a cara, sin necesidad de mantenerse detrás sujetándolo.

El Exoesqueleto interpreta la intención de movimiento del paciente de forma no invasiva y responde a esta intención en cada paso. También puede trabajarse de forma pasiva, generando un patrón de marcha específico para cada paciente.

ATLAS 2030 es un exoesqueleto tipo overground, que consta de 8 motores que permiten al dispositivo 8 grados de movimiento y una libertad total de movimiento. Esta libertad brinda la posibilidad de una mayor integración e interacción del paciente con el entorno.

Las familias interesadas en el Exoesqueleto ATLAS 2030 pueden poner en contacto con Espacio Atemtia escribiendo al mail consulta@espacioatemtia.es o llamando al 620 844 236.

Marsi-Bionics

Marsi-Bionics nace en 2013 como spin-off del Centro de Automática y Robótica (CAR), centro mixto entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), transfiriendo más de 20 años de know-how en la locomoción de robots.

La fundadora, promotora y presidenta, es Elena García Armada, uno de los 10 científicos más reconocidos del CSIC. Sus trabajos han dado lugar a ocho patentes, tres licenciadas y extendidas internacionalmente a EE. UU. y Europa. Cuenta con más de cien publicaciones científicas en revistas y congresos. El gran impacto científico-técnico y social de su trabajo investigador y emprendedor se reconoce con más de 50 premios otorgados por instituciones de prestigio.

17 millones de niños en el mundo no pueden andar por afectaciones neurológicas de todo tipo. Y esta falta de movimiento, más allá de la dificultad para la realización de cualquier actividad genera, sobre todo, complicaciones que afectan a la calidad de vida del paciente y a su esperanza de vida.

Para poder dar una solución, Elena García Armada y su equipo han aunado salud con tecnología robótica e inteligencia artificial para desarrollar el primer exoesqueleto pediátrico del mundo. Un dispositivo que se adapta al cuerpo del niño para ponerle en situación de bipedestación y marcha. La tecnología ARES, patentada internacionalmente, imita el funcionamiento del músculo natural gracias al concepto de biomimetismo. Esta tecnología articular es elástica y su comportamiento se adapta a la condición muscular del niño. Así es el único capaz de adaptar su rigidez de forma inteligente desde sintomatologías tan hipotónicas como las atrofias musculares hasta las más espásticas y distónicas como las parálisis cerebrales.

El uso clínico del exoesqueleto ATLAS ha demostrado beneficios terapéuticos como el aumento de la fuerza muscular en las Atrofias Musculares del 200% hasta la reducción de la espasticidad de las parálisis cerebrales en dos puntos en la escala modificada de Ashworth (escala de 4 puntos en total). Se han encontrado indicios de mejoría respiratoria, fortalecimiento de la musculatura torácica y cefálica. Adicionalmente se han encontrado beneficios en la calidad de vida de los niños, reportando mejoras en la atención en la escuela, en su sociabilidad, e incluso en la autonomía para realizar actividades cotidianas como comer por sí mismos.